Buenos días. Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Azuelo
Azuelowww.azuelo.com
disminuir fuente ampliar fuente

BIOGRAFÍA

El autor de Naxera Ilustrada relata que este glorioso confesor de Cristo, según es tradición, era natural de la villa de Cabredo, sita en el valle de Campezo a una legua y un poco más de San Jorge, y de profesión labrador. Y como de todos los estados de la Iglesia, siempre Dios ha ido entresacando algunos especiales siervos y amigos suyos, para que alumbrasen a los demás con sus ejemplos. También en el de los labradores, hizo elección en nuestra España de dos insignes varones, raros ejemplos de santidad y candidez a quienes los demás imitasen; el uno fue San Isidro, gloria y corona de Madrid, y el nuestro San Simeón que lo es de toda Navarra.

Sabe Dios guiar y disponer las cosas tan maravillosamente y suavemente que muchas veces saca de los males bienes, trayendo así a los suyos por desusados y no conocidos caminos. Véase bien esto en lo que tomó para sacar a su siervo Simeón de aquel estado y traerle a otro en que con más perfección y sin los estorbos y peligros le sirviese, que fue raro y ejemplarísimo. Estaba un día el Santo trillando con un par de mulas en la era, y a deshora y con gran furia y velocidad extraña se salieron de ella los animales y tomando el camino del monte que es bien inhiesto y fragoso, en llegando a lo alto de donde se descubre el valle de Aguilar en que está el monasterio de San Jorge se enderezaron hacia él, siguiéndolas siempre el Santo, que creyendo poderlas retener y reducir, nunca las quiso soltar, al cual llevaron arrastrando tras sí por cuestas, valles, peñas, jarales y sembrados, hasta que por disposición divina pararon junto a la iglesia que hoy se llama por él, San Simeón y está a doscientos pasos del monasterio.

Hallose el santo luego asombrado y como si despertara de un pesado y profundo sueño viéndose en un momento tan lejos de su lugar y casa arrastrado por dos mulas, por camino tan fragoso y áspero que había sido singular favor de Dios no haberle hecho mil piezas.

Reconocido de ello y teniendo por cierto que había sido todo orden del Señor, cayó en la consideración del suceso y trató muy de veras de mejorar su vida y de enderezar la proa de todos sus pensamientos hacia el cielo, y ofreciéndole buena ocasión la iglesia rural y solitaria que veía delante, donde habían parado las mulas, comenzó a aficionarse al estado de anacoreta y se resolvió en seguir los pasos de aquellos primeros padres antiguos siendo ermitaño en ella todos los días de su vida. La cual allí pasó en oración, ayunos y contemplaciones del cielo. Mostró el Señor haberle sido grata y sumamente preciosa en su divino acatamiento, con los muchos y continuos milagros que siempre se ha obrado después acá por intersección de este glorioso santo…

Después acá ha hecho este santo tantos milagros, que querer, que querer referirlos todos sería nunca acabar. Pero daré dos suertes de maravillas que se experimentan cada día.

La una es, que muchos terciarios y cuaternarios que con devoción se encomiendan a él y velan sus santas reliquias tres noches, aunque sean interpoladas, experimentan muy buenos y felices sucesos, volviendo sanos a sus casas. La otra es en materia de alcanzar copiosísima agua en tiempo apretado y necesitado de ella o serenidad del cielo o en el de muchas lluvias, de tal forma que parece otro Elías que tiene este santo la llave del cielo para cerrarle y abrirle cuando quiere.

Para este efecto se juntan muchos pueblos, vienen en procesión a este monasterio, piden al Prior, permita se saque de su lugar el arca del santo y que se ponga en un altar en medio de la capilla mayor y esté allí descubierta un novenario acompañada siempre de luces y apenas se ha visto hacer esta diligencia, cuando al final de la novena vuelven a encerrarla.

Luego que murió San Simeón fue enterrado en su ermita, después de elevado y puesto un arca sobre el altar. Estuvo allí muchos años, hasta que en 1.568, el Rdo. P.Fray Diego de Valencia, abad de Nájera y de este monasterio en cuyo distrito como se dijo tiene jurisdicción ordinaria, con grandísima solemnidad le trasladó de aquella ermita a la iglesia del monasterio y le colocó con las demás reliquias en el relicario, aunque no le puso entonces en el arca rica como ahora se ve, sino que fue el Rdo. P.Fray Joan Gutiérrez quien lo hizo.


Los foros más destacados

Felicita los cumpleaños

Socios: 358
Visitas hoy: 67
Visitas total: 523221
Mensajes en Foros: 70
Firmas: 545

 
 Mañana
   Félix Díaz de Cerio
 Día: 24/11/2017
   Sara Estevez
   Adrian Azcona
 Día: 25/11/2017
   José Luis Zamora
   Alvaro Calderon
   Ivan Salvador
 Día: 27/11/2017
   Juan Carlos Chávarri

Tiempo en Azuelo

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2012 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative
Comparte:
Últimas galerias: Galería fotográfica